lunes, abril 26, 2010

En el primer cybercafe de la historia

Hacia 1995, en mi años mozos como Encargado de Laboratorio, se me metió en la cabeza algo bastante raro por aquellos días: poner internet -gratis- en el laboratorio de la Escuela de Turismo.

Yo ya venía de armar redes 386/486 booteadas con disquettes, mediante Lantastic+W3.11.

Una vez más, Dante me ayudó explicándome casi todo: TCP/IP, cableado, etc.
Hacia mediados de los 90, los routers eran prácticamente desconocidos, o extremadamente caros. Dante me enseña entonces a proxear, en el nuevo y flamante laboratorio compuesto por maquinas con Windows 95.
Así nació el primer Laboratorio Abierto de Internet de la provincia de Mendoza. El único problema era Windows no soportaba proxear mas de 5 maquinas, y se venia abajo. NT apestaba tambien, y cuanto ingeniero que consultaba me aseguraba que era imposible que una PC actuara de router. Y por supuesto, había que formatear "el server" cada dos meses.
Otro problema de los proxies era que el Mirc, el ICQ, el incipiente MSN no podían ser proxeados mas que a una sola maquina. Había que hacer varias peripecias con el puerto 1080, bastante precario todo.

Hacia junio de ese año, viajamos con Pablo a Londres, en pleno 1 a 1 con el dolar. Pablo había planeado los números y el viaje como si fuera a conquistar Europa.

Un día, saliendo del British Museum, nos encontramos con un extraño cafe... ¡con computadoras adentro, conectadas a Internet! entonces no sabíamos que estábamos en Cyberia, el primer cybercafe del mundo...

Nosotros, que solo sabiamos manejar el Netscape y el Mirc, nos quedábamos bizcos viendo a los otros clientes, que entraban via telnet a los mainframes de las universidades europeas.

Desde ese día, cada vez que podíamos, nos dábamos una vuelta por el lugar. Abrigados del frio, ayudados de unos capuchinos grandes como un sombrero bombín, chateabamos a Argentina, y junabamos de reojo a los otros extraños clientes, que se conectaban a las redes universitarias mediante unas extrañas consolas de letras verdes. Eran los míticos Unix. En el cyber, también tenían un mini mainframe que les hacía de ¡router!.

Incluso había bastante bibliografía sobre el tema. Contando patéticamente el dinero, me comuniqué con Dante desde Londres.

- Che, acá usan una cosa llamada Sanex, Linux, algo así ¿vale la pena comprar un libro sobre eso?
- ¡Si! ¡metele que está bueno, cuando llegues te explico!
- ¿Sirve para hacer un router?
- ¡Que si, carajo! ¡vos trae todo lo que encuentres!

Dante, que ya conocía al (hoy mítico) Juanjo, también me aseguró que podíamos poner a Linux como servidor de páginas Web y otras cosas que no entendí mucho.

A la vuelta, me instaló en la escuela un linuxbox sobre una PC vieja, con RedHat 6, instalando via red mediante el boteo de un simple disquete... increible. Cuando terminó la instalación, le quitó el monitor y el teclado.

- ¿Y si lo tengo que reiniciar..?
- Tranquilo- me respondió sonriendo - no le va va a pasar nada.

Pasaron tres años. No solo el chirimbolo jamas se caía. Mis estaciones Windows eran formateadas una y otra vez, yo a veces hacía backup, otra veces no alcanzaba y perdía datos, y así estaba la cosa. Pero el servicio de internet era excelente. Al estar nateando ya no habían problemas con puertos raros. Fue una de las mejores épocas de mi vida, a excepción por los formateos de Win98 prácticamente diarios.

Un buen día, estaba puteando porque al formatear mi propio Windows, había perdido algunas bases de MySQL y archivos PHP con Apache. Dante una vez mas me visita, y me dice muerto de risa... ¿porque no pones esos servicios en el linuxbox?

- ¿También se puede hacer eso..?

Ese día mandé a Windows al carajo.

5 comentarios:

Poemas Libres dijo...

ha caido un lagrimon, que historia, snif, y despues dicen que lo nuestro es fanatismo, cuando solo usamos linuz porque buscamos soluciones y no problemas
JA ja

Matador dijo...

De película. No he conocido a muchos Linuxeros de la vieja escuela, aquellos que lucharon en las batallas contra los Wins 9X.

Poemas Libres dijo...

yo empeze con linux recien en 2000 y para tener sonido tuve que compilar el driver para una placa pcchips, en una distribución no muy conocida aca, Turbolinux, que compre con cajita y manuales en Musi...., y de ahí quede hipnotizado

Javier dijo...

Me hubiera gustado poder vivir aquella época de los sistemas Linux, y eso que estuve a punto. Una vez por el añó 99 me puse a leer sobre Linux y me encantó, pero todo se me vino abajo cuando leí algo sobre Redhat, que había que comprarlo y salía caro. Si sólo hubiera buscado un poco más...

German dijo...

Excelente historia. De entrada me interesan mucho las historias con final feliz.

Soy técnico de PC y redes, todos mis clientes usan Windows y la mayoría es reinstalar todo. Pero soy un feliz usuario de Ubuntu desde el 2008 desde que Windows ya dejó de ser interesante a pesar de que me funcionaba bien. Hay cosas que todavía no funcionan del todo pero bien pero es cuestión de tiempo, nada me hará volver a Windows nunca más.